domingo, 11 de febrero de 2018

LA ABUNDANCIA SE TRANSMITE


La abundancia es un estado interno que tiene mucho que ver con tu propia vida. Es decir, con tu forma de relacionarte con la vida. Tú eres vida, y como tal, parte de un todo mayor.

La abundancia es la transmisión directa que tú haces de tu forma de pertenecer a ese todo, y hacia ese todo. Es decir: tu manera de estar en la vida se transmite a la vida que te rodea, y es justo esa transmisión, esa forma propia de hacerlo, la que genera abundancia.

Esto es así porque la vida utiliza la abundancia como vehículo de transmisión de sí misma, a modo de neurotransmisor, como un impulso eléctrico entre células vecinas.

Por tanto, si quieres o necesitas abundancia solo tienes que transmitir a tu entorno la forma en que tú entiendes y vives tu vida.

La cuestión aquí es: ¿Sientes y conoces tu forma de estar en la vida, o es una forma aprendida?

En la gran mayoría de las personas es una forma aprendida e imitada del colectivo social. El paradigma humano, el sistema de creencias, te engloba en creencias que son comunes a muchos, y éstas se superponen a tu verdadera forma de sentir y ser la vida.

Por ello el paso previo de tener abundancia es lograr sentir tu propia forma de ser vida, de estar y participar en ella.

Respira con tu plena atención en cada movimiento de la respiración. Mantén tu atención y tu firme voluntad sobre ella. Cuando sientas que te mantienes ahí, que tu atención es estable en los movimientos de la respiración, dile a ésta:

"Quiero sentir mi conexión con la vida. Quiero sentir mi vida. Quiero comunicar ese sentir a la vida que me rodea."

Adapta estas frases a tu conveniencia: lo importante es que sientas cada parte de este acto. No importa la forma en que lo hagas, solo el fondo. Esto NO es un ritual ni una técnica: es una expresión de lo más profundo de ti.

Haz esto en tantos instantes de tu vida como quieras, y se producirá el salto a mostrar y ser la abundancia que eres. No solo en el mundo material, sino en todos los aspectos que tú eres y estás.


Y son muchos aspectos, más de los que imaginas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu visita y tus comentarios!