martes, 20 de marzo de 2018

LA ENERGÍA ESTÁTICA INVISIBLE


La energía fluye. Lo sabemos y nos gusta apuntarnos a ese flujo, fluir con ella. Lo consideramos bueno.

Pero la existencia es dual, está diseñada para mostrar dos caras de algo que solo es una única cosa.

En ese despliegue de dos aspectos, la energía que fluye tiene un aspecto opuesto y desconocido.

Existen cantidades inimaginables de energía estancada, diseñada para no moverse y dar así densidad a la materia y al tiempo.

Esa energía estancada aporta cohesión a la materia.

La energía que fluye no la puedes atrapar, porque tiene un aspecto vibracional en movimiento, y un propósito que varía constantemente. Ambas cosas le dan fluidez.

La energía estancada es inimaginablemente gigantesca, como las reservas de dinero que un banco está obligado a tener para poder garantizar la fluidez de sus operaciones con clientes e inversiones. Ambos aspectos del dinero bancario muestran el ejemplo perfecto de cómo la dualidad siempre trabaja unida, aunque la percibamos como cosas separadas.

La energía estancada se acumula en la superestructura del tiempo. Concretamente en nuestra línea de tiempo, la más densa, la previsible, que es también a veces imprevisible (aspectos duales trabajando juntos).

Esa energía está completamente disponible, y no se está moviendo. Pero está totalmente oculta tras la realidad aparente. Si estuviese a la vista todos tendríamos el poder de utilizarla, y nos convertiríamos en maestros de la creación.

Pero en esta existencia “creada” solo hay un creador que controla todo y no admite competencia: la mente única, la mente colectiva inconsciente.

El poder de la creación está en aquello que es estático, frente a todo el cambio y dinamismo de la vida aparente que nos rodea, y que así también nos incita a cambiar, a mutar, a evolucionar, manteniéndonos bien alejados de ese poder.

Por eso la realidad que vemos la podemos calificar de “aparente” o “relativa”: porque nos muestra una parte visible en relación a otra que no se ve.




 

4 comentarios:

  1. Muy interesante. Bravo Javier 😃

    ResponderEliminar
  2. Lógica aplastante. Habrá que jubilar y reconocer a esa energía . Seguramente mucho más potente y utilizable.
    Como la fusión y la fusión del átomo. Dos tipos de utilización de lo mismo . La segunda permanecía invisible mientras utilizábamos la primera pera generar energía y cuando fue descubierta vimos que er de una inmensidad y productividad energética inmensa.
    Gracias Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Benet por tu interés y tu presencia, aquí y en el curso.
      Leerte me sugiere lo siguiente:
      La mayoría de personas utilizarán solo lo que está a la vista en la realidad aparente. Y lo aparente no es nunca una verdadera expresión de poder, porque le falta su complemento, a menudo oculto ya que apenas hay miradas que le den luz y lo hagan evidente.
      Nuestro cerebro está diseñado para ver solo una parte de la totalidad dual, descartando a menudo la otra parte.
      Por estas razones siempre habrán mayorías y minorías, y realidades que encajen con cada uno de esos grupos.
      ¡Un gran abrazo!

      Eliminar

¡Gracias por tu visita y tus comentarios!