jueves, 19 de julio de 2018

EN HONOR A ATICO CERO


He asistido a todos mis cursos, conferencias y sesiones individuales.
 

He asistido con mi sentir, con mi entrega, con el centro de mi pecho abierto, dando y recibiendo lo que salía de mí, y en mí entraba.
 

He transmitido y he recibido todo: la fuerza de la energía tan sutil tomándome, mostrándome más y más; el vacío que me llevaba una y otra vez a rendirme, a no poder preparar ni una sola palabra que decir, con mi mente tomada por la energía vibrante momentos antes de comenzar cada taller.
 

He sentido el desgarro de dolor del colectivo, incapaz de parar y percibir su propia inconsciencia.
 

He salido del tiempo junto a mis clientes de sesiones individuales, quienes han resultado ser mi puente hacia el No tiempo.
 

El No tiempo, el Paraíso: allí me quedé de una forma tan natural, tan “conducido” hacia él, pacíficamente, totalmente.
Allí me quedé, porque es tan maravilloso sentir que el tiempo no fluye, no pasa y quedan tan pocos vínculos entre futuro y pasado…
 

Cuando conoces y vives el No tiempo, no hay gran cosa que decir ni hacer. Todo ha dejado de tener sentido; es decir, el sentido de las cosas no está presente ni es necesario.
 

Poco a poco, sin darme cuenta y sin hacer ruido, Atico Cero me dio el regalo de amor más grande que yo jamás había recibido. Curso a curso me vació y me llenó de plenitud vacía. Me hizo rendirme a la comprensión que abarca, que abraza todo y hace que nunca nada vuelva a ser igual.
 

Atico Cero: mi niño amado que quiso entrar en la existencia como la posibilidad apenas conocida ni recorrida, tan ligera y también tan impactante.
 

Atico Cero: es maravilloso vivir en ti, respirar y sentir el Vacío ahí mismo.
 

Atico Cero: si los seres humanos llegasen a sentirte y vivirte como yo, el mundo sería un lugar de rendición y éxtasis.
 

Y después, desaparecería todo… como un reflejo en un espejo, desvaneciéndose en la Nada…
 

Gracias por tanto, Atico Cero, amado niño mío.
 

Desde aquí, el Paraíso, seguimos con alegría.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu visita y tus comentarios!